Argentina

  • Ciudad de Bs As
  • 2.780.000 km²
  • Peso
  • Castellano
  • Argentino, -na
  • 41 millones
  • UTC−3
  • La República Argentina se ubica en el Hemisferio Sur del continente americano. Limita con Uruguay, Paraguay, Brasil, Bolivia y Chile. El país se divide turísticamente en 6 regiones y políticamente en 24 provincias.

La Argentina tiene muchas particularidades que han recorrido el mundo en boca de sus visitantes. La personalidad desenvuelta de su gente, amigable, divertida y efusiva; la gastronomía típica que va desde el asado hasta el mate, pasando por los platos regionales y bocaditos con dulce de leche; las danzas tradicionales como el tango, baile de parejas a un ritmo de 2 por 4 que nace en Buenos Aires en el siglo XIX y hoy es difundido internacionalmente, ó el folklore, con las diferentes formas coreográficas que adopta en cada región; la pasión por el fútbol y el fanatismo por sus principales clubes y jugadores, siendo Boca Juniors y River Plate los más populares, que llenan estadios y provocan proliferantes demostraciones de fanatismo en cada uno de sus encuentros; los juegos típicos como el Truco, juego de naipes en el que priman la suerte y la habilidad para mentir o engañar al adversario, ó los juegos de a caballo en las afueras de la ciudad que develan la fuerte influencia de la cultura española y la persistencia de las viejas tradiciones; y, cómo no, la personalidad que cada región en particular supo mantener y afianzar con el pasar de los años.

La Puna

La Puna. Recostada sobre los imponentes macizos de la Cordillera de los Andes, esta región que cubre una superficie de más de 500.000 km2 abarca los territorios de las provincias de: Jujuy, Salta, Catamarca, Tucumán y Santiago de Estero. En su extremo noroeste se extiende la vasta altiplanicie de la Puna, con cielos diáfanos e infinitos, sus abras y paisajes desolados y espectaculares que recuerdan la superficie lunar e incluyen inmensos salares. En estos parajes el turista puede maravillarse en su contemplación viajando en el famoso Tren de las Nubes, uno de los más elevados del mundo.

Las Sierras Subandinas

Hacia el este se suceden los cordones de las Sierras Subandinas, cuyas laderas orientales están recubiertas por una espléndida vegetación subtropical. Esas montañas y serranías están atravesadas por numerosos valles y quebradas de extraordinaria hermosura. Todo el Noroeste es tierra rica en historia y tradiciones, muchas de las cuales se remontan a los tiempos precolombinos. El visitante puede así disfrutar de sus coloridas fiestas, sus exquisitos vinos y comidas. Así como también adquirir magníficas artesanías y tejidos hechos en telares con finísimas lanas de llamas y vicuñas.

Volcanes y cielos díafanos.

El Noroeste es la región de las altas montañas, inmensos los volcanes y el cielo claro. Tiene entre sus más importantes bellezas la Cafayate, Quebrada de Humahuaca, los Valles Calchaquíes, la ciudad de Salta y su arquitectura de estilo colonial. Esta es la tierra de la "Pachamama", o madre tierra como sus habitantes originarios la denominaban. El Noroeste Argentino brinda al turista ilimitadas posibilidades, por las atracciones paisajísticas y culturales, por lo pintoresco de la geografía, la gente y sus costumbres, lo típico de sus vestimentas, sus bailes y sus ceremonias.

El Litoral

Otra de las regiones turísticas de Argentina es el llamado Litoral o Mesopotamia que está conformada por las provincias de Misiones, Corrientes y Entre Ríos. El nombre Mesopotamia surge de que esta región se encuentra rodeado por ríos en su totalidad. Estos ríos son: el Iguazú, el San Antonio, el Pepirí Guazú, el Paraná, y el Uruguay. Entre sus principales atracciones se encuentran el Parque Nacional el Palmar, que preserva los últimos ejemplares de la palmera Yatay, de más de 800 años, Las Ruinas de San Ignacio, los Esteros del Iberá y las Cataratas del Iguazú.

Aguas Infinitas

Una tierra regada por infinidad de ríos, arroyos y cascadas, albergando uno de los humedales más importantes del mundo. Recorriendo desde las aguas color caramelo del Delta del Río Paraná al norte de la Provincia de Buenos Aires, a los bancos de arena blanca del Rio Uruguay y llegando a las costas selváticas del Río Iguazú. La abundancia de sus aguas, junto a las facilidades e infraestructura con que cuenta la región la convierten en la Meca de los pescadores. Aquí se encontrará con increíbles ejemplares de Dorado, Pacú, Surubí, Patí, Manguruyú o armado.

Tierra colorada

Esta zona de tierra roja, dominada por dos de los ríos más largos del continente, el Río Paraná y el Río Uruguay, con una extensa y exuberante riqueza natural, selvas vírgenes, con flora y fauna extraordinaria, es una Región que invita a ser descubierta. Tierra del "mate", bebida del tipo infusión de yerba, que utilizaban los indios guaraníes antes de la llegada del español, utilizando una cáscara de calabaza, con un tubito llamado bombilla. La toma del mismo es habitual que se realice en un grupo, como acto de camaradería. También se bebe el "tereré", mate frío aromatizado.

Cuyo. Contrastes y paisajes cambiantes

Cuyo es la región argentina conformada por las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja y San Luis. Como todo el país, esta región se caracteriza por sus contrastes y cambiantes paisajes. Es la cuna de la montaña más alta de América, el Aconcagua (6959 m.) y de los principales productores de vino de Argentina y Sud América. También enmarcados en su 400.000 Km2 de superficie, se encuentran el Valle de la Luna (San Juan), El Cañón de Talampaya (La Rioja), y el Valle de las Leñas. Siendo este último un reconocido centro invernal a nivel internacional.

La tierra donde nace el vino y vive el sol.

Cuyo posee una mezcla única de climas, paisajes de alta montaña, especies autóctonas y pueblos originarios. Por las propiedades de la tierra y su clima, cuyo es sinónimo de “salud”. Los Parques Nacionales, declarados Patrimonio de la Humanidad, guardan restos fósiles de miles de años y conforman la “Ruta de los Dinosaurios”, antiguas huellas de culturas indígenas marcadas a piedra, un cielo diáfano, observatorios astrales, viejas minas y picos nevados que se encuentran entre las más altas cumbres de América. Se dice que es la tierra donde nace el vino y vive el sol.

Bodegas y actividades pata todos los gustos.

Una visita imperdible para aquellos amantes del buen beber son las bodegas, que le permitirán descubrir los secretos del Malbec argentino, rey de la corte de varietales que prodiga la zona y que reúne a una nutrida carta de cepas. Cuyo inspira a la aventura debido a sus altas cumbres, lagunas y ríos caudalosos. Ofrece un amplio abanico de posibilidades para los amantes del turismo aventura: andinismo, escaladas, trekking, mountain bike, parapente, excursiones a caballo, para avistar guanacos, vicuñas en plena cordillera. Recorrer a caballo las sierras es un paseo único.

Historia y Paisajes increíbles.

La provincia de Córdoba se encuentra en el centro geográfico de la Argentina y se ha convertido en uno de los principales destinos turísticos del país gracias a su variada oferta de paisajes, recursos y servicios dispuestos para el disfrute del turista. Edificios históricos, iglesias y estancias se combinan con las sierras, valles, ríos, lagunas y cascadas y un clima benigno, ideales para aquellos que buscan opciones de turismo ecológico y tranquilidad. El Camino Real, enlaza capillas y estancias jesuitas, declaradas Patrimonio de la Humanidad

Sierras y Valles turísticos.

Además de la capital cordobesa, La Caroya fue la primera de las estancias que aseguraron el sustento de la Orden. Le siguió Jesús María, hoy sede del Museo Jesuítico. En el Valle de Calamuchita, con autóctonos chañares y algarrobos, Villa General Belgrano y La Cumbrecita regalan el canto del agua, el verdor de los pinos, la dulzura de las retamas, rosas mosquetas y zarzas, disfrutando de la cocina centroeuropea. El Valle de Punilla despliega un abanico de diversión y esparcimiento; desde Villa Carlos Paz se abren caminos para recorrer Cosquín, Los Gigantes, el Cerro Uritorco.

Paisajes para todos los gustos.

Famosa por sus diques y dotada de una magnífica infraestructura turística. En medio de las sierras se destaca el Parque Nacional Quebrada del Condorito, lugar ideal para el avistaje de cóndores, la práctica de mountain bike y vuelos en parapente, como así también el Parque Natural Los Terrones, en la quebrada de Luna. El circuito Traslasierra seduce por sus arroyos y cascadas de aguas cristalinas. El circuito de las Sierras Chicas, con la estancia jesuítica de Alta Gracia como puerta de entrada. El Camino de las Altas Cumbres a 2200 metros sobre el nivel del mar, recorrido imperdible.

La gran ciudad.

Vibrante, autóctona, multifacética, cosmopolita, dinámica y tradicional, histórica y vanguardista, sus calles reúnen una arquitectura que combina el pasado y el presente, emocionando a quienes recorren sus calles adoquinadas, plazas y su costanera. Los atractivos turísticos de interés son los más próximos a la ribera del río. La magia de los barrios de Belgrano, Palermo Soho y Hollywood, Recoleta, Retiro, Centro, Puerto Madero, Montserrat, San Telmo y La Boca. Una amplísima oferta cultural por la que Buenos Aires es reconocida como la Capital Cultural de Latinoamérica.

Grandes llanuras y hermosos atardeceres.

La Provincia de Buenos Aires es una infinita llanura que está a solo pocos kilómetros de la ciudad de Buenos Aires. La paz de sus grandes extensiones, se combina con sus paisajes diversos, la riqueza de sus campos y la tradición en sus poblaciones. Su geografía es heterogénea: kilómetros de playas sobre la costa atlántica, un amplio delta de agreste vegetación, sistemas serranos que alcanzan los 1.200 mts. de altura, lagunas y ríos que permiten una diversidad de actividades turísticas y recreativas. Con 307.500 km2, es la mayor de las provincias con más de 14 millones de habitantes.

Un gran abanico de actividades.

La Pampa bonaerense, los gauchos, las playas con sus médanos y bosques, los balnearios, la pesca y los deportes náuticos, la exuberante vegetación de las islas del Delta, las acogedoras y confortables estancias, hacen un lugar paradisíaco, para olvidarse del ruido. Desde la vegetación del Delta del Paraná, hasta sus doradas y anchas playas en el sur, ésta provincia ofrece una infinidad de lugares para descubrir, Mar del Plata, Pinamar, Cariló, La Plata, San Antonio de Areco, Tandil, Tigre, Bahía Blanca, Luján, entre otros, que atraen un incesante flujo de turistas.

La Patagonia

La Patagonia Argentina es un vasto territorio cargado de misterio, generador de un fuerte magnetismo, poseedor de un increíble poder de seducción, capaz de cautivar a todo aquel que se acerque hasta estos parajes y se deje abrazar por la inmensidad de sus horizontes, hasta rendirse ante tan contundente demostración de la insignificancia del ser frente a la sublime majestuosidad de la naturaleza. Patagonia plantea su primer desafío al intentar descifrar el origen de su nombre. Acerca del mismo, existen distintas versiones que señalan a Magallanes como autor.

Historia

Una de ellas remite a la observación por parte del navegante de grandes pisadas realizadas por los Tehuelches, pueblo nativo de la región, quienes se caracterizaban por su fuerte contextura. Otra, especula que Magallanes utilizó el término “Patagón”, haciendo alusión a un monstruo literario, personaje de una conocida novela medieval. Formada por las provincias de La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego, cada rincón de la Patagonia Argentina ofrece una amplia gama de posibilidades para el relax, la recreación y la aventura.

Tierra de magia y ensueño.

Neuquén, cuna de los dinosaurios, combina lo más agreste de la estepa con el brillo de sus lagos y valles cargados de vegetación. Río Negro, su mar cálido y transparente, valles, y la estepa, conviven con paisajes místicos, pinturas rupestres y la diversa fauna autóctona. Chubut, donde el océano despliega todo su esplendor, donde ballenas y delfines montan un espectáculo conmovedor junto a pingüinos y lobos marinos. Santa Cruz, variedad de marcos naturales vírgenes, custodiados por cientos de glaciares. Tierra del Fuego, el extremo más austral de América, tierra de magia y ensueño.